Sorpresa ante “el acuerdo entre La Cámpora y Juntos por el Cambio”

chispita-fadul-sesion-carta-organica

La convencional de Somos Fueguinos Liliana Fadul admitió su sorpresa ante el acuerdo “entre La Cámpora y Juntos por el Cambio”, que quedó expuesto en la Sesión Preparatoria del jueves con la elección de autoridades.
En general fue llamativa la designación, porque ocupan cargos los menos votados, dado que Más Ushuaia, que obtuvo cinco bancas, resignó todos, según Fadul en función del acuerdo con Urquiza y la UCR. La segunda fuerza más votada, que fue Somos Fueguinos, tampoco obtuvo cargo ninguno y quedó la tercera fuerza con la vicepresidencia segunda, representada por Ramiro Requejado. El número 12 de la lista, Agustín Coto, logró posicionarse por encima de Juntos por el Cambio con la vicepresidencia primera; y la presidencia de Mónica Urquiza tampoco reflejó la voluntad de los electores, que la colocaron en el noveno lugar de las preferencias y le dieron una sola banca al MPF.
El confundido convencional de Unidos por Ushuaia Fernando Oyarzún, que pertenece al MPF pero representa a FORJA y dijo ser parte de Juntos por el Cambio en una entrevista radial, fue el encargado de dar lectura al listado de autoridades propuestas, que no se debatió en la sesión y, para Fadul, estaba pre acordado en encuentros previos de los que no participaron ni fueron invitados.

“Sorpresas te da la vida”

Así se expresó Liliana Fadul por Radio Universidad 93.5 y Provincia 23, para graficar la sensación que le dejó la Sesión Preparatoria. “Saben de la frase conocida de sorpresas te da la vida, y quiero aclarar que desde el bloque Somos Fueguinos no íbamos a buscar cargos. En realidad, se debió votar primero el reglamento de la convención constituyente, como dice la carta orgánica, previamente dictar nuestro propio reglamento -como se hizo en 2001-, y en base a las autoridades que allí se definieran recién haber votado quiénes ocuparían los cargos”, afirmó.
“Se hizo al revés de lo que correspondía y la mayor sorpresa fue el acuerdo entre La Cámpora y Juntos por el Cambio. Nosotros veníamos conversando con los convencionales que en toda la campaña dijeron estar en contra de la re-reelección, tanto de concejales como del intendente. Hasta el último momento veníamos conversando y en ningún momento se nos informó de este acuerdo previo. Ya veníamos visualizando un acuerdo entre La Cámpora y el MPF, cuando se firmó el convenio para usar las instalaciones de la Legislatura sin consultar con los convencionales. Para que Urquiza lograra los votos para la presidencia, fueron necesarios los cinco votos de los camporistas, más los dos votos de Juntos por el Cambio. Con el de Urquiza ya estaba la mayoría con los ocho votos” dijo.
“La sorpresa fue porque no nos dijeron absolutamente nada que ya habían arreglado la elección de autoridades y no hubo siquiera lugar a una moción. Oyarzún leyó muy rapidito la lista de presidente Urquiza, vicepresidente primero Coto, vicepresidente segundo Requejado, y la administración de la convención quedó para el vuotismo. Jamás se nos informó ni se nos consultó, cuando veníamos conversando en otro sentido. Por eso digo que la vida te da sorpresas y uno empieza a conocer las actitudes de algunos”, lamentó.
“La verdad fue una sorpresa el acuerdo de La Cámpora con Juntos por el Cambio. Los cinco convencionales del vuotismo levantaron la mano con los dos de Juntos por el Cambio para nombrar a Urquiza, y me pregunto cómo va a votar la presidente en caso de empate, cuando Vuoto acompañó con sus convencionales la designación. Ya veníamos viendo cosas que no nos cerraban. Valter Tavarone días atrás había hablado del acuerdo entre el MPF, Vuoto y el concejal Pino, cuando firmaron el convenio sin consultarnos absolutamente nada, sobre el lugar donde va a funcionar la convención”, recordó.
“Cuando fuimos a ver a Pino buscando la respuesta a una nota que habíamos presentado, pidiendo el recinto de sesiones del Concejo para organizar el inicio de la convención, socarronamente y riéndose nos dijo que se iba a hacer en la Legislatura y que ya había ocho o nueve votos, antes de conocerse el convenio. Luego esto se confirmó y en esta elección de autoridades quedaron los menos votados, que sacaron poco más de dos mil votos cada uno, que es el caso de la presidente de la convención Mónica Urquiza y el vicepresidente Agustín Coto”, subrayó.
“Más allá de los votos que no sacaron, es una cuestión de la forma, porque lo que corresponde es votar primero el reglamento de la convención y después las autoridades, y además estos convencionales hasta hace un ratito atrás habían estado hablando de su posicionamiento en contra del oficialismo. Luego se despacha Oyarzún, de FORJA, y pide la votación de todos juntos, de Urquiza, Coto, Requejado, la secretaría administrativa y legislativa, en función de un acuerdo entre La Cámpora y Juntos por el Cambio, porque si no se sumaban los votos de Requejado y Canga, Urquiza no tenía los votos”, advirtió.

Acuerdo tras bambalinas

En el escenario del inicio de la Sesión Preparatoria se vio a los tres convencionales de Somos Fueguinos sentados en sus bancas y fue notoria la ausencia de los restantes, que demoraron su llegada. Fadul presume que, tras bambalinas, se terminaba de consolidar este acuerdo para la elección de autoridades. “Habría que preguntarle a los que votaron por qué votaron, sobre todo a Juntos por el Cambio, porque las autoridades deberían haberse discutido en la Cámara, pero Vuoto miró a Oyarzún, Oyarzún hizo la moción, Valter Tavarone dijo que no correspondía esa votación porque no había reglamento, pero se aprobó por mayoría. Generalmente no se votan todas las autoridades ‘de un saque’, se va proponiendo al presidente, luego al vice, pero acá fue todo junto y lo más rápido que se pudo”, planteó.
“Esto es política, que es el arte de lo posible, pero más allá de eso quiero resaltar el valor de la palabra y por lo menos desde Somos Fueguinos tenemos ese valor. Vamos en una dirección y no la vamos a torcer, porque le damos la importancia a la lealtad y al compromiso con los electores”, sentenció la convencional.

Veedores presentes

Cabe recordar que la convencional de Juntos por el Cambio Myriam Canga, manifestó a este medio su independencia de criterio, más allá del mandato de las autoridades. Incluso aseguró que, de no coincidir el planteo del espacio Juntos por el Cambio con su pensamiento, estaba dispuesta a renunciar. No obstante, votó en consecuencia con este supuesto acuerdo con el camporismo. En el público la presidente de la UCR siguió de cerca el desenvolvimiento de la sesión y en la edición de ayer el propio Requejado reconoció que para la votación de autoridades recurrió a “consultas y asesoramiento del espacio”.
“Esto se divide en dos partes -puntualizó Fadul-. En primer lugar, Pino quiso que el más votado -Walter Vuoto- fuera el presidente provisorio y lo acompañaron desde Juntos por el Cambio y el MPF. Por reglamento del Concejo Deliberante la segunda más votada, que era yo, debía ser la Secretaria Provisoria, pero esto no era obligatorio, porque se podría haber usado cualquier otro reglamento y, como la convención es soberana, podía haberse determinado quién sería el presidente provisorio y el secretario. Pero acordaron todo esto”.
“La segunda parte es la actitud de los convencionales de Juntos por el Cambio, que no la entiendo, porque parecen tan opuestos con La Cámpora y sin embargo en situaciones que son muy importantes acordaron y votaron en la misma dirección. Ya jurados los convencionales constituyentes habría que haberse votado el reglamento, pero hicieron otra cosa”, reiteró.

La contraprestación

Fadul fue más allá de la elección de autoridades y avizoró que el acuerdo incluye no poner obstáculos para la re-reelección. “Nadie puede pensar que los convencionales del sector de Vuoto van a poner a Urquiza de presidente sabiendo que no van a salir las cosas como ellos pretenden, o que en caso de desempate la presidente se va a orientar a la oposición. No hay que ser muy inteligente para darse cuenta de algunas cosas”, dijo.
“Tenemos que estar muy atentos porque ya ha pasado en votaciones de La Cámpora y Juntos por el Cambio en el Congreso. A mí me gustan las cosas claras como el agua y la actitud que tuvieron fundamentalmente los convencionales de Juntos por el Cambio la verdad no la esperábamos. No puedo decir si hubo o no una bajada de línea del partido, simplemente analizo que estábamos charlando en un sentido y luego en la banca hicieron todo lo contrario. Cada uno sabrá por qué votó lo que votó”, expuso.
“En la convención del 2001-2002 la presidente fue Cristina Santana, del MPF. Podrían haber puesto a Garramuño, pero en ese caso no había carta orgánica y no estaba el artículo que decía que había que votar un reglamento propio, sino que se regía por la ley territorial 236. Esta vez hubo un acuerdo que no conocimos nunca, y la lógica era que nos hubiésemos juntado todos a plantear la situación, no que hasta el día anterior dijeran una cosa y después hicieran otra. Evidentemente estaba todo pre acordado, menos con Somos Fueguinos”, aseveró.

El saludo que sí fue

Por otra parte, se le preguntó sobre las críticas de Ramiro Requejado a su “falta de respeto y educación”, al no haber saludado a Walter Vuoto cuando prestó juramento. “No es cierto que no lo saludé a Vuoto. Lo saludé cuando subí a jurar, me dijo ‘Hola Liliana’ y yo le contesté ‘Hola Walter’. Esto se ve en el video. Luego de que terminé de jurar, agarré nuevamente el papelito que me habían dado como secretaria provisoria con el orden de la sesión, para seguir llamando a quien seguía para prestar juramento”, explicó.
Diferenció lo que es negar un saludo, como sostuvo Requejado, de dar un abrazo efusivo, dado que saludar en forma respetuosa y educada no implica que esto vaya acompañado de contacto físico. “Requejado dijo tantas cosas que realmente no se entiende. A la mañana había dicho que le gustaría que fuera presidente provisorio el convencional de mayor edad y secretario el de menor edad, y a la tarde terminó votando lo que evidentemente pre-acordó con La Cámpora. Que no pretenda dar cátedra ahora, porque hay muchas cosas para decir y prefiero ser respetuosa en ese momento. Si ven el video, van a ver clarito que le dije ‘Hola Walter’ y luego seguí desempeñándome como secretaria de la convención. No se puede disimular lo indisimulable, y hay que tener lo que hay que tener para plantear las cosas tal como son. Hasta el día anterior de la sesión, Requejado y otros tenían otra postura, y nos sorprendieron avalando un acuerdo con La Cámpora. Nadie puede decir lo contrario, porque esto fue así. Para nosotros la palabra es una firma y vamos siempre de frente, sin acuerdos que excluyan a algunos. Dejaron fuera a un partido que obtuvo una banca más que Juntos por el Cambio, del cual soy representante, porque la gente nos dio el honor de que los representáramos”, criticó.
“El gobierno de Melella obtuvo una sola banca, la de Oyarzún; el MPF, con una vicegobernadora y un legislador, obtuvo una sola banca; nosotros sin ningún electo, ningún designado y ningún asesor, obtuvimos tres. El capital más grande que tenemos es el valor de la palabra y no lo vamos a infringir. La gente sabe que hacemos lo que decimos. A mí me gusta dormir con la conciencia tranquila y voy a seguir sosteniendo mis posturas”, garantizó.

Labor parlamentaria

En cuanto a los pasos a seguir, informó que “el jueves va a haber labor parlamentaria para la presentación de proyectos de reglamento, que debería haberse hecho antes. El viernes es la sesión y veremos cómo continúa”, dijo, si bien prevé que también hay un acuerdo para el reglamento y no habrá mucha discusión.
“No es bueno votar las cosas a libro cerrado y, cuando se vota de esta manera, así nos va a los argentinos. Este acuerdo del que habló Valter Tavarone entre el MPF, Vuoto y Pino, ahora se extendió a Juntos por el Cambio y veremos qué ocurre en Labor Parlamentaria, cuáles son las posturas y cómo seguiremos para adelante. En la cancha se ven los pingos y nosotros vamos a trabajar con todas nuestras ganas. Esperemos que no haya gasto político ahora y no se les ocurra votar presupuesto para asesores, sueldos, funcionamiento, etc. Nosotros nos vamos a oponer como lo dijimos en la campaña”, anticipó.
“Sabemos que Melella estaba de acuerdo con la re-reelección, Urquiza dijo no estar de acuerdo, pero, si se vota un artículo en contra de la re-reelección, hay que poner una cláusula transitoria para que se clarifique que las actuales autoridades no pueden volver a ser reelectas en 2023. Me pregunto si Urquiza va a votar esa cláusula transitoria. Tal vez solamente vote el artículo que diga no a la re-reelección, y el intendente ya dijo que el solo hecho de la reforma lo habilitaba a presentarse”, mencionó.
Se le señaló que Vuoto también dijo que le gustaría competir con Fadul por la intendencia, por lo cual para Fadul “el intendente ya sabe que va a tener posibilidad de presentarse para la re-reelección. Nosotros no analizamos partidariamente qué vamos a hacer para el 2023, pero si dijo eso, es porque ya tiene asegurada la reforma de la carta orgánica y la posibilidad de postularse nuevamente”, concluyó.

 

Lee la nota en el diario Provincia/23 

Compartí en tus Redes Sociales

Más noticias de Somos Fueguinos